Welcome to Consumer Reports Advocacy

Consumer Reports is an independent nonprofit organization that works for a fair, safe and transparent marketplace.

Since we were founded as Consumers Union in 1936, we have advocated for the rights of all consumers. Now, we are united under the Consumer Reports name, bringing together our trusted testing, research, journalism, and advocacy.

We hope you will partner with us and our six million members for a better world.

Cómo combatir el robo de su identidad


PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA
8 de septiembre de 2003
Enlace para los medios de comunicación en español:
Rafael Ayuso (512) 477-4431, ext. 114
www.consumerreports.org
CONSUMER REPORTS EXAMINA COMO USTED PUEDE COMBATIR
EL ROBO DE SU IDENTIDAD

Los negocios y el gobierno deben de tomar pasos para prevenir este crimen
YONKERS, NY – Ahora que su buen nombre y crédito se usa más que nunca para juzgarle como consumidor, su buen nombre y crédito nunca ha estado más en peligro. En su edición de octubre de 2003, la revista Consumer Reports examina el tema del robo de identidad, incluyendo cómo ocurre este delito, cómo puede protegerse como consumidor, y qué pueden hacer los negocios y agencias del gobierno para proteger su información financiera.
El robo de identidad, el cual conlleva el uso fraudulento de su nombre y datos que le identifican por parte de otra persona para obtener crédito, mercancía o servicios, cobró alrededor de siete millones de víctimas en los EE.UU. el año pasado, y es hoy día el crimen comercial de más alto crecimiento.
El análisis de Consumer Reports resultó en tres hallazgos importantes:
 Las víctimas pierden un promedio de $800 y se pasan dos años tratando de esclarecer su nombre.
 Los seguros contra el robo de identidad no valen la pena y los servicios que vigilan su crédito no previenen este delito.
 El gobierno y los comerciantes pudieran hacer mucho más por proteger su crédito y su identidad invirtiendo recursos en sistemas de seguridad y adoptando leyes más estrictas.
CÓMO COMBATIR EL ROBO DE IDENTIDAD
El robo de identidad es un delito basado en la oportunidad. Además de vigilar su correo, chequear sus estados financieros debidamente y pedir informes anuales de su crédito, los siguientes consejos le ayudarán a reducir su probabilidad de convertirse en víctima del robo de identidad.
 Sea cauteloso con su información. Nunca divulgue su número de Seguro Social, su fecha de nacimiento o el apellido de su madre a menos que usted haya iniciado la transacción.
 Simplemente diga “no”. Ejerza su derecho de optar que su nombre no sea compartido por sus instituciones financieras.
 Triture y destruya. Antes de desechar archivos que contengan su número de Seguro Social, números de cuentas y fechas de nacimiento, tritúrelas con una trituradora de corte de través.
 Cuidado con cajeros automáticos (ATMs) extraños. Evite usar cajeros automáticos privados o que parezcan extraños, ya que pudieran estar diseñados para copiar los datos de la cinta magnética de su tarjeta.
Puede hallar nuestro reportaje a fondo sobre el robo de identidad, incluyendo seis consejos sobre qué debe de hacer si se convierte en víctima y 11 pasos a tomar para reducir la posibilidad de convertirse en víctima, en nuestro sitio web, www.ConsumerReports.org.
LAS TRITURADORAS PUEDEN FRUSTRAR AL CRIMINAL
Una trituradora puede ser un instrumento valioso para deshacerse de documentos viejos que contienen números de tarjetas de crédito, su fecha de nacimiento y su número de Seguro Social, información muy útil para los estafadores.
Consumer Reports probó trituradoras con precios de entre $15 a $130, el tipo de trituradora vendido por tiendas de suministros de oficinas. La revista llegó a dos conclusiones importantes:
 Nuestras pruebas mostraron que para máxima seguridad, las trituradoras de corte de través trabajan mejor que las que cortan en tiras.
 Espere pagar por lo menos $40. Las trituradoras menos costosas son usualmente de corte en tiras, lo que deja tiras largas que se pueden juntar otra vez.
CÓMO LOS ESTAFADORES ROBAN SU IDENTIDAD
Todo lo que los estafadores de identidad necesitan para abrir cuentas de credito o cuentas bancarias en su nombre son tres pedazos de información: su nombre, su número de Seguro Social y su fecha de nacimiento. Pudieran inclusive necesitar menos si las instituciones financieras fallan en chequear la información que identifica a la persona.
Los estafadores pueden robar nuestra identidad de maneras tradicionales, tales como interceptando nuestro correo o buscando en el basurero para obtener información personal para ganar acceso a nuestras cuentas. Pero a veces el consumidor también cae en la trampa de responder a mensajes por correo electrónico no solicitados o a llamadas por teléfono que solicitan información personal. Millones de identidades también pueden ser estafadas a través de planes que envuelven el acceso sin autorización a centros de datos o sitios web de empresas comerciales.
LA INDUSTRIA Y EL GOBIERNO PUEDEN
PREVENIR EL ROBO DE IDENTIDAD

Hasta hace poco, el robo de identidad parecía ser considerado por la policía y muchas instituciones financieras como un delito sin víctima. Aún hoy día, solamente 678 de alrededor de 18,000 agencias policiacas participan en un programa federal para compartir información y pistas relacionadas a este delito.
A su vez, prestamistas y comerciantes atribuyen las pérdidas a “malas deudas” para así deducirlas al pagar impuestos, lo que puede costarles menos que pagar para obtener sistemas más seguros. Además, los comercios casi nunca han sido han sido hallados responsables en demandas judiciales relacionadas al robo de identidad, lo que les da poco incentivo para actuar.
Los comercios pueden hacer un mejor trabajo en este sentido usando la tecnología más avanzada y segura del Internet e invirtiendo más recursos en sistemas para detectar aplicaciones fraudulentas. También en el futuro inmediato, habrá sistemas de computación “fidedignos” que requieren autentificación y verificación antes de permitir que la información sea compartida entre redes de computadoras.
“El robo de identidad es un problema serio hoy día debido principalmente a que las instituciones financieras, los comercios, las agencias crediticias y el gobierno no protegen cuidadosamente los récords con información sensitiva del consumidor”, dijo Rafael Ayuso, portavoz de Consumer Reports. “Muchas instituciones usan los números de Seguro Social cuando otros métodos de identificación bastarían, fallan en notificarle al consumidor cuando ocurren brechas de seguridad, y le dan muy poca ayuda a la víctima después del delito para tratar de restablecer el orden en sus vidas”.
Muchas víctimas ignoran que son víctimas de robo de identidad hasta después de un año o más, y aprenden la verdad solamente después de que algo muy malo les sucede, ya que los estafadores a menudo ocultan sus acciones usando direcciones distintas al abrir cuentas nuevas en nombre de la víctima. Usualmente, las leyes federales limitan la pérdida monetaria de las víctimas, pero aún en casos rutinarios, le puede tardar a una víctima dos años para volver a la normalidad. Durante este período muchas víctimas dicen que no pueden obtener préstamos hipotecarios o para vehículos y que ni siquiera pueden usar sus teléfonos celulares.
Lo que es más, cada consumidor acaba pagando por el robo de identidad. Los comercios recuperarán los $4.2 mil millones de dólares que perderán este año cobrándole precios y cuotas más altas al consumidor. Esta cifra ascenderá a más de $8 mil millones de dólares para el año 2006.
A pesar de que algunos comercios y estados, particularmente California, están tomando pasos para ayudar a resolver el problema, hay mucho más aún por hacer. “Los remedios propuestos para mejorar las leyes actuales no son suficientes para darle al consumidor la habilidad que necesita para prevenir daños a su crédito o para repararlo cuando algo malo sucede”, señaló Ayuso.
# # #